Orquesta de cuerdas.

(2000) 7´51’

 

En  1997, con motivo de los 25 años del Festival Internacional Cervantino, la compositora mexicana Ana Lara recibió el encargo de escribir una obra vocal. El resultado del encargo fue su Réquiem, para coro mixto a cappella, dedicado por partida doble al festival Internacional Cervantino y al grupo Cappella Cervantina, quien se encargó de su estreno absoluto en la ciudad de Guanajuato en el marco de aquella edición del Festival. El Réquiem de Ana Lara está basado fundamentalmente en la Misa de difuntos del canto gregoriano, y en el proceso de su creación la compositora utilizó una serie de procedimientos (principalmente lo que ella misma define como polifonía heterofónica) que remiten a la música del gran compositor húngaro György Ligeti (1923-2006). Descrita de una manera muy sencilla, la polifonía heterofónica del Réquiem de Ana Lara implica que las 16 voces cantan el mismo texto y la misma melodía, pero con diferentes ritmos. Durante el proceso de composición del Réquiem, Ana Lara se mantuvo básicamente fiel a las melodías gregorianas originales de la Misa de difuntos, haciendo solo algunas adaptaciones menores con el objeto de enfatizar ciertos elementos musicales. Tres años después de componer su Réquiem, Ana Lara retoma la partitura vocal original y realiza en el año 2000 una adaptación de su primera parte, el Kyrie, para orquesta de cuerdas. Puede decirse, en realidad, que este trabajo de adaptación consistió básicamente en transcribir las partes vocales a los instrumentos de cuerda, con el resultado de que ambas versiones son prácticamente iguales entre sí. Es posible percibir un refinado trabajo contrapuntístico, así como una sucesión canónica de las voces, primero de las graves a las agudas y más tarde, a la mitad de la pieza, en orden inverso. El origen gregoriano de las dos obras (la partitura vocal y la pieza para cuerdas) garantiza que la base armónica sea claramente modal. La adaptación para cuerdas del Kyrie del Réquiem recibió el título de Canticum sacrum, es decir, Canción sagrada. La compositora afirma que eligió precisamente el Kyrie como base del Canticum sacrum tanto por el valor musical de ese fragmento de su Réquiem como por el valor ritual de concelebración que implica en el contexto de la liturgia.

 

Canticum sacrum, cuya partitura está dedicada a la pintora Magali Lara (hermana de la compositora) fue estrenada por la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, dirigida por Francisco Savín, el 4 de julio de 2002.

 

 

 

 

 

 

CANTICUM SACRUM

PRÓXIMAS ACTIVIDADES

Copyright 2015 © Ana Lara. Derechos reservados.

Canticum Sacrum

Ana Lara

 

Orquesta de Cámara de Bellas Artes

Dir. José Luis Castillo

1 de diciembre en la Sala Manuel M. Ponce a las 20 horas

4 de diciembre en el Auditorio Silvestre Revueltas del Conservatorio Nacional de Música a las 12 horas

 

http://www.ocba.bellasartes.gob.mx